FAUNA - AVES Y AVES MIGRATORIAS

 

MAYO 2020 –

¿CONOCES EL CHOTACABRAS PARDO (Caprimulgus ruficollis)?

El chotacabras pardo (Caprimulgus ruficollis) es una especie muy interesante y poco conocida.
Es un ave estrictamente migratoria estival. Tras reproducirse en la Península Ibérica, vuela al Norte y centro-oeste de África. En la Península Ibérica habita sobre todo en el centro y sur.
Morfológicamente es muy peculiar.

Su apariencia es achatada, con cola y alas largas. Sus ojos son impresionantemente grandes y su cavidad bucal tiene un tamaño sorprendente. Además, en torno al pico, presenta unas notorias vibrisas (estructuras altamente sensibles). Está muy adaptado a la vida nocturna y caza insectos al vuelo, ayudado por sus peculiaridades físicas. Durante el día suelen estar agazapados en el suelo, pasando desapercibidos. Su plumaje críptico le confiere un camuflaje excepcional.

Habita zonas agrestes con claros que se alternan con boquetes o matorrales y frecuentan caminos y carreteras, por lo que una de sus mayores amenazas son los atropellos. También lo es la destrucción de su hábitat.

Durante la crisis causada por el COVID-19, sus peligros se han visto agravados por la reducción de la actividad del CREA, quedando los animales desprotegidos. Gracias a que la solidaridad de los vecinos no deja de sorprendernos, un individuo de esta especie fue recogido por una familia, intentando de salvar la rotura de ala. Lamentablemente el ave estaba demasiado débil y no ha podido sobrevivir.
De todos modos queremos dar las gracias a las personas solidarias, aunque no siempre sus esfuerzos sean exitosos.

 

Abril 2020

Golondrinas, vencejos y aviones … tres aves que necesitan nuestra ayuda. 

Son muy similares a simple vista tanto físicamente y como en su forma de vuelo. Sin embargo, un análisis algo más detallado nos demuestra que san bastante diferentes entre sí en ambos aspectos.

Las golondrinas (Hirundo rustica) y aviones (Delichum urbicum), de menor tamaño que el vencejo (Apus apus), comparten la particularidad de crear nidos de barro en los edificios de las ciudades. Podemos diferenciar los nidos según su forma.

– Los de las golondrinas tienen forma de cuenco sin llegar a cerrarse.
– Los de los aviones son redondos, como una bola, salvo por una apertura pequeña de entrada y salida.
– Los vencejos, por su parte, pasan gran parte de sus vidas volando y utilizan como nidos grietas o huecos en edificios.

Los nidos pueden ser algo molestos para nosotros, pero no podemos retirarlos sin el permiso adecuado ya que las tres especies mencionadas están incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, contemplada en la Ley 42/2007, que ofrece estricta protección legal a los pollos, nidos y huevos de estas aves.

Os animamos a que os suméis a ProDunas en el esfuerzo de protegerlas y así poderlas disfrutar todos!

Febrero 2020
Los depredadores naturales de la oruga Procesionaria (Thaumetopoea pityocampa)

La conocida “Procesionaria de los pinos” (Thaumetopoea pityocampa) es una de las mayores amenazas para los pinos piñoneros (Pinus pinea) que encontramos en algunas de nuestras dunas. Pero este insecto no solo afecta a los árboles. Sus pelos urticantes la hacen muy peligrosa para mascotas y personas, produciendo irritación e incluso la asfixia en animales que la ingieran.

Sin embargo, algunos animales han conseguido superar los molestos pelos y se han convertido en sus depredadores.
Son, por lo tanto, nuestros mejores aliados para controlar biológicamente (la forma más responsable) las plagas.

Hay dos fases en su desarrollo en las que son más vulnerables: como oruga y como pupa enterrada. Al llegar al estadio de oruga pájaros como el carbonero (Parus major) se alimentan de ellas. Una vez enterradas, los mirlos (Turdus merula) son capaces de detectarlas y extraerlas del suelo para comerlas. Las abubillas (Upupa epops), una de las aves más vistosas de nuestras dunas, son expertas cazadoras de orugas que pueden incluso retirar los pelos urticantes antes de comérselas. Otras especies de aves, que no encontramos en las dunas, como el cuco (Cuculus canorus), los cuervos (Corvus corax) y el herrerillo (Cyanites caeruleus) también se alimentan de este insecto en diferentes estadios, incluyendo el de huevo.

Insectos como las hormigas, avispas y chicharras son otros depredadores de la procesionaria tanto en fase de oruga como de huevo. Incluso, en verano, los murciélagos se alimentan de las mariposas. A ellos se les une la eficacia de algunos hongos como el “hongo de la procesionaria” (Cordyceps militaris), frecuente en bosques de coníferas. Al enterrarse las orugas cargadas de esporas, el hongo germina alimentándose de  los componentes orgánicos de las envueltas de la crisálida y matando la mariposa que se está formando en el interior.

La naturaleza pone a nuestra disposición muchas formas de combatir esta plaga y podemos ayudarla con medidas sencillas, como por ejemplo, instalando cajas nido que ofrezcan refugio a las aves depredadoras de orugas. De esta forma, evitamos el uso de medidas más dañinas y mantenemos sano uno de los iconos de la vegetación mediterránea en nuestras costas.

Carbonero (Parus major)

Cuervo (Corvus corax)

Mirlo (Turdus merula)

Herrerillo (Cyanites caeruleus)

Abubilla (Upupa epops)

Críalo Europeo (Clamator glandarius)

Cuco (Cuculus canorus)

“hongo de la procesionaria” (Cordyceps militaris)

Año 2020
El lúgano o jilguero lúgano​ (Carduelis spinus)

es una especie de lo que comúnmente conocemos como “pájaro” o “ave cantora” pertenecientes a la familia de los fringílidos (Fringilidae).

Es pequeño, con un plumaje pardo-amarillento que sigue un patrón de colores que permite diferenciarlo de entre otros fringílidos. Dicho patrón se caracteriza por tener las alas negras con manchas amarillas, al igual que en la cola y  el obispillo de tonalidad amarilla. Además cuenta con dimorfismo sexual por el que podemos distinguir entre machos y hembras. Los primeros tienen el capirote y la garganta negros mientras que las hembras presentan una tonalidad verdusca sobre la que aparecen dibujadas una serie de listas.

Su distribución se extiende por Europa y Asia. En el sur de España, centrándonos en Málaga, podemos llegar a verlos,  aunque no de forma permanente. Sus migraciones siguen un patrón inusual. Cada pocos años, se desplazan en grandes grupos hacia el sur. De esta forma, aquellas zonas donde las poblaciones invernantes de esta especie son pequeñas, multiplican el número de individuos esporádicamente. Las causas de esta migración son poco conocidas pero podrían deberse a una escasez de recursos o por factores climáticos.

Después de varios años en los que los avistamientos de jilgueros fueron escasos, este invierno ha tenido lugar una llegada “masiva” de individuos. Se ha podido observar ejemplares tanto en la Sierra de las Nieves, como en el Valle del Guadalhorce, en Málaga capital (en la desembocadura del río Guadalhorce) e incluso en la zona costera de Marbella.

Suelen frecuentar zonas boscosas tanto con dominancia de coníferas como en bosques mixtos (donde varias especies dominan). Son granívoros, es decir, su alimento principal son las semillas, destacando las de coníferas. También busca alimento en la vegetación arbórea de ribera, por lo que podemos encontrarlo sobre alisos, olmos y abedules. En cuanto a carácter, es una especie sociable, activa y muy confiada. Se mueven en bandos formados por individuos de su misma especie o  mezclándose con otras especies de fringílidos. En este último caso, suelen frecuentar también zonas dunares en la Reserva Ecológica y en el Monumento Natural “Dunas de Artola”

Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus)


Solicitamos al Ayuntamiento de Marbella que apoye las iniciativas de ProDunas y ayude nuevamente a proteger activamente la franja entre las dunas y las playas, de acuerdo con las directrices puestas en marcha el año pasado por nuestra Asociación.

Una cartelería específica sobre el Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) y que ProDunas podría ayudar a diseñar, también sensibilizaría a los transeúntes, que es un factor añadido para posibilitar la sobrevivencia de esta hermosa ave del litoral costasoleño.

NOVIEMBRE 2018 – BUITRE LEONADO (Gyps fulvus)


Qué emoción y que nervios – no podíamos ni creerlo. En un sólo día nos entraba llamada tras llamada de 8 buitres caídos
en su vuelo migratorio hacia Africa.

Enseguida pusimos la máquinaria en marcha, hablando con el CREA en los Montes de Málaga para ver si podían hacerse cargo de este buitre adulto, debido a que tenía signos muy evidentes de cansancio. En este Centro de recogida de especies amenazadas están muy preparados para atender todo tipo de aves rapaces, gracias a sus magníficas instalaciones y
personal preparado para ello.

Debemos dar nuestras gracias a todos los intervenientes en este caso: al Seprona de Estepona y de Marbella, a nuestra Bióloga Patricia y al Agente de Medio Ambiente que trajó consigo un transportín para llevar al buitre cansado al CREA.

Nos sentimos feliz y satisfechos, ya que entre todos se ha podido dar solución a un problema emocional de una ave perdida y
necesitada de nuestros cuidados. Esperamos que todos valoremos positivamente la existencia de estos carroñeros
y apoyemos todos los esfuerzos para erradicar toda incertidumbre sobre la futura sobrevivencia de esta hermosa rapaz.

ABRIL 2018

Upupa epops

ABUBILLA (UPUPA EPOPS)

Quién ostenta este nombre tan hermoso debe ser doblemente hermoso! Hablamos de la atractiva ave, la Abubilla, quien toma su nombre en latín derivado de su canto “up-up-up”. Tenemos la suerte de verla abundantemente en las dunas y próximo al monte bajo.

Su plumaje llamativo y su tupé de colores variables entre la canela clara hasta oscura, terminando las puntas entre el blanco y negro la hacen única. El llamado penacho lo despliega y lo cierra, cuando detecta un posible peligro. Es todo un espectáculo, por lo que es una de las aves muy llamativos y muy singulares.

Su vuelo ondulante, no muy alto del suelo, nos fascina y nos indica de lejos que se trata de una abubilla.

Un dato interesante es que ayuda a controlar la plaga de la “procesionaria”, picoteando los gusanos en estado de crisálida, por lo que está contribuyendo a la salud de los Pinos piñoneros y otros.

Le deseamos que siga encontrándose bien por estas latitudes y con suficiente comida para que no tenga necesidad de emprender vuelos migratorios.

ABRIL 2018

Pinche para leer informe

CHORLITEJO PATINEGRO (CHARADRIUS ALEXANDRINUS)

Informe cedido por SEO-Málaga (2018). Memoria de resultados. II Censo de la población reproductora de chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) en el litoral malagueño. Málaga

Esta preciosa ave habita en nuestras playas, arenales costeros, saladares y lagunas donde existe poca cobertura vegetal. En las playas de Marbella su presencia es escasa, por lo que nos parece interesante lo que dice el informe cedido a ProDunas por SEO/Bird Life acerca de la existencia en nuestras costas del Chorlitejo patinegro.

Como en otros casos, la singularidad de nidificación y la necesaria limpieza mecánica de las playas para dar calidad al turismo de sol y playa son factores yuxtapuestas, que ponen en peligro su supervivencia. Lamentablemente ya está catalogada como “vulnerable” en el Libro Rojo de los vertrebrados amenazados de Andalucía.

Las dunas en nuestro municipio de Marbella son esenciales para dar cobijo a estas preciosas aves. Por lo tanto, la conservación de los diferentes entornos dunares debe ser una prioridad para el Ayuntamiento y una grata obligación medioambiental para Marbella.

Charadrius alexandrinus

Charadrius alexandrinus anidando

OCTUBRE 2016

Calidris alba

Arenaria interpres

DESDE GROENLANDIA A MARBELLA

Es una fantástica noticia!

Un ave migratoria Correlimos tridáctilo (Calidris alba) ha sido avistado el 27 de Agosto de 2016 en una playa de Marbella, marcado y equipado con un geolocalizador en su tarso izquierdo, proporcionando datos del periplo migratorio anual.

El geolocalizador le fue puesto el 24 de Junio en Zackenberg (al noreste de Groenlandia), en pleno círculo polar ártico donde fue visto hasta el 11 de Julio. Se puede suponer que su impresionante viaje le llevó por Islandia e Islas Británicas hasta llegar a Marbella.

En la misma playa de Guadaiza y en el mismo grupo de limícolas se encontraba un Vuelvepiedras común (Arenaria interpres) que fue anillada en Agosto pasado en Schiermonnikoog, una isla Wadden (Holanda).

Avistamientos con aves anilladas no son muy habituales – quizás ésta experiencia nos despierte nuestro interés por conocer más sobre aves migratorias?

Fuente: Juan Caracuel

http://avesdemarbella.blogspot.com.es/2015/08/de-groenlandia-marbella.html

OCTUBRE 2011

Foto: Olof van der Lancken

CERNÍCALO COMÚN (Falco tinnunculus)

Ésta preciosa rapaz ha elegido tener su hábitat en las dunas “La Adelfa” en Bahía de Marbella. Su alimentación está constituida por mamíferos de pequeño tamaño y saltamontes, ratones, lagartijas o pequeñas culebras, así como anfíbios de ranas.

El tamaño de un Cernícalo común puede ser de unos 30-34cm y la envergadura de alas entre 60-75cm.

Foto: Asociación ProDunas

GALERÍA FRINGILIDAE (Jilguero, Verderón y Verdecillo)

VIVEN EN «NUESTRAS DUNAS»

Jilguero Carduelis carduelis
Verdecillo Serinus serinus
Verderón común Carduelis chloris

Jilguero
(Carduelis carduelis)

Lúgano
(Carduelis spinus)

Verdecillo
(Serinus serinus)

Pinzón Real
(Fringilla montifringida)

Verderón
(Carduelis chloris)

Pardillo Vulgar
(Carduelis cannabina)

Jilguero
(Carduelis carduelis)

Pinzón Vulgar
(Fringilla coelebs)

PROHIBIDA TODA CAPTURA DE AVES FRINGÍLIDAS
EN LA RESERVA ECOLÓGICA – DUNAS DE MARBELLA

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha resuelto que la captura de Aves fringílidas está prohibida en todos los parajes de la Reserva Ecológica de Marbella y dentro del Monumento Natural “Dunas de Artola” en Cabopino.

¿Quieres recibir nuestro Boletín informativo?

¿Quieres hacerte socio o ser simpatizante?

Asociación ProDunas Marbella

La Asociación trabaja incesantemente en defensa y preservación de los singulares ecosistemas aún existentes en los entornos naturales con dunas en la Provincia de Málaga; impulsa la protección de su flora autóctona y pequeña fauna silvestre; fomenta la recuperación, rehabilitación y conservación de la interesante biodiversidad en las zonas dunares del municipio de Marbella.