NUEVOS PROYECTOS

 

Proyecto de investigación técnica para la estabilización de las playas mediante la implementación de Arrecifes artificiales multifunción en el litoral con dunas al Este de Marbella.

SITUACIÓN ACTUAL DEL LITORAL AL ESTE DE MARBELLA

A principios de diciembre 2016 se presentó el primer temporal atípico en este litoral, causando desperfectos en las playas cómo nunca antes visto. A la vista de la enorme pérdida en altura (hasta 2m) y anchura (hasta +/-7m) de playa y pérdida de masa dunar (hasta 3m), nos hemos puesto en contacto con la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en Madrid (Ministerio de Medio Ambiente), solicitando urgente reunión que se celebró el 13 de marzo de 2017. En cuatro meses, con 5 temporales atacando al litoral al Este de Marbella, éste ha quedado tan afectado, que urgentes actuaciones se imponen para estabilizar las playas y para que ayuden a contrarrestar las nocivas energías de los temporales. Nunca antes en 14 años, la situación del litoral al este de Marbella había sido tan dramática. Hemos aprendido que las dunas juegan un papel importante en el equilibrio de las playas y apreciamos  los sistemas dunares como un valor paisajístico que alberga un sinfín de biodiversidad.

Sin dunas no hay playas y sin playas no hay turismo – es el lema que ProDunas ha acuñado y esta declaración está en pleno vigor, ya que las dunas son el gran reservorio de arena de las playas, como han demostrado durante el invierno 2016-2017. Seguimos insistiendo que toneladas de m3 yacen a pocos metros de las playas en el fondo del mar. El criterio de ProDunas es, que estas toneladas de arena limpia deberían ser devueltas al litoral. Ecológicamente hablando podemos afirmar que no se destruiría ningún hábitat marino, ya que no ha podido crearse ningún ecosistema en tan corto tiempo.

El agravante es, que estas masas de arena que se encuentran entre los bancos de arena y la playa han formado una línea homogénea y plana, lo que significa que las mareas altas llegan a diario dos veces hasta los pies de las dunas adyacentes. Este fenómeno es nuevo y causa cierta perplejidad, ya que no tiene visas de remitir, sino que estas mareas siguen lamiendo diariamente a estos sistemas dunares, con lo que se sigue perdiende masa dunar, aunque en menor cuantía. Debemos apuntar, que las playas afectadas actualmente presentan un estado de humedad que no se seca en todo el día, por lo que los bañistas no encuentran ninguna playa “seca” para tomar el sol, sin tener que utilizar hamacas.

La destrucción de los cordones dunares en las 3 zonas propuestas para arrecifes artificiales multifunción conllevan, que los bañistas se suben a las dunas para poder tomar el sol, lo que nuevamente va en detrimento de la supervivencia de las dunas y sus crestas dunares.

En épocas tan atípicas como el invierno en cuestión, se ha podido constatar, que las reservas de arena que representan ser las dunas han disminuido drásticamente. ProDunas pone seriamente en duda, que pueda producirse una recuperación natural tanto de las dunas como para la estabilización de las playas, después de esta enorme devastación y pérdida de volúmen en ambos casos.

Estamos convencidos que toda la atención debe ser dirigida a preservar estos sistemas dunares, para que estén preparados para nuevos desafíos de temporales y del cambio climático que ya podemos empezar a visualizar. Recuperando y restaurando las playas en el sentido, de crear nuevamente playas secas debería ser la premisa a corto plazo y sobre todo antes de que se produzcan nuevos temporales.

Los sistemas dunares existentes a lo largo del litoral al Este de Marbella, no podrán constituir un reservorio eterno ya que por si mismos no tienen capacidad de recuperar las tonealadas de masa dunar que han perdido. Hay zonas, que si no se toman efectivas acciones con reposición de arena, proveniente de la arena que yace en el fondo del mar, van a desaparecer en pocos años, lo que provocaría un daño irreversible a las Urbanizaciones lindantes.

En base a la preocupante situación existente, la propuesta  de Pro Dunas consiste en la implementación de arrecifes artificiales multifunción en 3 zonas del litoral con dunas, medidas que pueden aportar la necesaria protección costera y dunar y que pueden crear nuevos ecosistemas, lo que repercutiría favorablemente sobre un nuevo ecoturismo en las zonas, que es el submarinismo.

Nuestra Asociación defiende que un criterio ecológico y medioambiental es hacer una simbiosis entre mar y tierra con actuaciones blandas, como pueden ser los arrecifes artificiales multifunción. Estos argumentos justifican la no implantación de espigones sumergidos y/o visibles en el litoral con dunas protegidas.

Nuestra Asociación está creando un equipo profesional para que pueda impulsar el proyecto técnico de arrecifes artificiales multifunción y ser presentado en el Ministerio de Medio Ambiente. Los estudios técnicos necesarios para poder iniciar este proyecto son múltiples y requerirán tanto de datos de calidad (batimetrías, registros históricos, estudios granulométricos, diagnósticos del estado actual…), como de enormes esfuerzos para conseguir el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y de las demás Administraciones Públicas involucradas.

NUESTRAS PROPUESTAS – ARRECIFES ARTIFICIALES MULTIFUNCIÓN

Nuestra Asociación defiende que un criterio ecológico y medioambiental es hacer una simbiosis entre mar y tierra con actuaciones blandas, como pueden ser los arrecifes artificiales multifunción. Estos argumentos justifican la no implantación de espigones sumergidos y/o visibles en el litoral con dunas protegidas.

Los efectos del cambio climático son una realidad en el litoral de Marbellí y aunque hasta ahora no se habían apreciado cambios relevantes en la magnitud del oleaje, los últimos temporales han sido los más energéticos de las dos últimas décadas y han tenido un efecto directo sobre las zonas dunares.

Aunque el aumento del nivel de mar no es homogéneo, se prevé un retroceso de 10 metros en la costa para el año 2050 en la zona de Marbella, según indica el informe “Impactos en la costa española por el efecto del cambio climático” encargado por el Ministerio de Medio Ambiente a expertos de la Universidad de Cantábria en el año 2006. Si esto ocurriese, supondría terribles consecuencias para los sistemas dunares de la zona Este de Marbella.

Para estudiar el impacto producido por los efectos del cambio climático sobre los sistemas dunares tenemos que considerar la acción combinada de los diversos elementos del clima marítimo, como por ejemplo:

1)  Un cambio en la intensidad del viento o un cambio en el ángulo de incidencia del viento genera una variedad de la capacidad de transporte eólico perpendicular a la orientación de la duna (posible erosión dunar).

2)  Un cambio en la altura de ola en rotura o un cambio en el ángulo del mismo genera  una variación de la capacidad de transporte litoral (variación de la capacidad de transporte que puede generar erosión dunar).

3)  Un cambio en el nivel medio genera una variación del flujo medio de energía del oleaje y por lo tanto un basculamiento de la playa (posible aumento de la cota de inundación y retroceso de la playa).

4)  El aumento en la magnitud de los oleajes y en la frecuencia de los temporales genera  un mayor impacto sobre el litoral (que se traduce en un posible retroceso de la playa).

El año 2018 debe ser decisivo para poder presentar soluciones concluyentes, recibir los beneplácidos para comenzar los estudios científicos y culminar todos los proyectos en un año para comenzar la implementación de los arrecifes artificiales multifunción.

¿Quieres recibir nuestro newsletter?
Colabora con nosotros
Asociación ProDunas Marbella

La Asociación trabaja incesantemente en defensa y preservación de los singulares ecosistemas aún existentes en los entornos naturales con dunas en la Provincia de Málaga; impulsa la protección de su flora autóctona y pequeña fauna silvestre; fomenta la recuperación, rehabilitación y conservación de la interesante biodiversidad en las zonas dunares del municipio de Marbella.